Datos Utiles

CONSEJOS PARA EL VENDEDOR

Cuando decida poner su propiedad en venta debe asegurarse de tener todos los papeles en orden a fin de resolver con tiempo eventualidades que pudieran surgir y evitar así posteriores inconvenientes.

No se entusiasme con quienes le tasen la propiedad muy alta, pues sólo hará que la tengan por largos períodos sin éxito. Busque tasaciones razonables y reales.

Sólo muestre su propiedad cuando vengan acompañados por su martillero de confianza.

No de información a terceros de los detalles de la operación, precio, condiciones, plazos, etc, delegue todo a la inmobiliaria. Tampoco haga comentarios cuando tenga ofertas o propuestas, deje que la operación finalice y por un tiempo prudencial tampoco haga comentarios sobre la venta.

No dude en firmar una autorización de venta a un martillero matriculado, en ésta figurarán los datos de los propietarios, del inmueble y las condiciones de la venta. Esta sirve para darle tranquilidad y seriedad a la inmobiliaria. Hay quienes piensan que al firmar una autorización de venta la inmobiliaria puede decidir la venta de su propiedad y esto no es así, únicamente los propietarios pueden decidir la venta de la propiedad y es en etapas posteriores. La autorización es una herramienta que la mayoría de los compradores exigen ver antes de realizar una oferta, para saber que lo que la inmobiliaria está solicitando por la propiedad es lo real.

CONSEJOS PARA EL COMPRADOR

El comprador una vez decidida la compra debe poner especial atención en la Reserva.

Qué es la reserva? Este instrumento es una “oferta” por escrito que el comprador realiza al vendedor por el inmueble en cuestión, entregando una suma de dinero para darle seriedad a su oferta. Hasta tanto la reserva no sea aceptada por el vendedor el negocio no está cerrado.

Si la oferta es aceptada por el vendedor el efecto principal es que la propiedad es retirada de la venta y se comienzan los trámites previos a la firma del Boleto de Compra Venta o de la Escritaura traslativa de dominio.

En caso que la oferta no sea aceptada por el vendedor, el dinero entregado como “reserva” se devuelve completo al comprador.